miércoles, 10 de septiembre de 2008

UN RINCÓN EN EL PARAÍSO


Lo he estado pensando, madurando, rumiando, sopesando durante años y realmente no ha sido tan difícil decidirse.
¡¡¡Al fín!!! me he comprado el abono a la temporada de ópera.

Tengo entradas para Doktor Faust en octubre, Giulio Cesare en noviembre, Tancredi en febrero, La fanciulla del west en marzo y el esperado Tristán en mayo.
Me siento como en la más infantil mañana de Reyes :) Feliiiiiiiiiiiiiiiiiizzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz

Autorregalos así alegran el transcurrir de los días. ¡¡Hace falta tan poco para hacer feliz a una mariposilla!!.
Todo es cuestión de encontrar, más pronto que tarde, un rinconcillo en el paraíso.



2 comentarios:

Jose Marzo dijo...

Afortunada tú, que con un poco de aire en las alas ya vuelas alto, y con la belleza que da la felicidad.

Butterfly dijo...

También tú sabes disfrutar y apreciar las pequeñas alegrías que nos ofrece la vida, Jose.

Toda la belleza, está en tus ojos.

Besos cantarines.