martes, 2 de marzo de 2010

Felicidad para ti. Perla.


No tengo internet pero tengo a los pájaros.
Tras las lluvias e inundaciones, ya escucho a mis amigos ruiseñores, nocturnos cantarines (¡¡¡cierrabares!!!,... ¡¡¡que son unos cierrabares!!!).
Los chamarices y verderones parecen haber despertado por el ruido de las ranas, y... aprovechando una visita a la civilización...
...quiero felicitarte, perla.
Con bastante retraso -porque no pude en su momento- quiero desearte lo mejor por el simple hecho de desearlo.
Porque algo tendrá el agua cuando la bendicen.
Te quiero muchísimo (como sabes), y no te lo sé decir (como sabes).

Te mando un lirio y una música.
Y todo el amor de tu pitito.

5 comentarios:

Butterfly dijo...

Gracias, cariño. Sí me felicitaste en mi día, pero acepto encantada y emocionada tus flores y tu música. Gracias por recordarme, como yo te recuerdo. Late esa añoranza en cada nota que escucho, en cada palabra, paisaje o criatura hermosa.

En mi cocina han florecido los narcisos y los lirios perfumados mientras Verdi y Puccini se aliaban por dar sentido a estas tardes de lluvia. La hiperfloración fue irremediable.

Ahora Tchaikovsky nos trae la poda, el guardar los bulbos, el mimar las violetas, que esperan su turno, celosas.
Recuerdo a Pitito y Pitita cuando vestían idénticos pantalones de peto (a cuadros) y recolectaban vinagretas con ansiedad golosa.

Te echo de menos, mi amor.

Weto dijo...

Y yo a ti. Mi bello cielo.
Siempre te he echado de menos por si te vale para algo el dicho.
Un grosso munt de petons.
...molt grosso.

Dana dijo...

Un beso muy grande en un día tan duro...

Butterfly dijo...

Gracias, por tu beso generoso y tu compañía, amiga.

Marga Fuentes dijo...

Algo ha pasado que yo no me he enterado.
De repente, al leer a Weto y luego a tí, querida Butterfly, se me hace un nudo en el estómago.
Y encima, esta Barcarolle interpretada por Bletnev, me arranca lágrimas.
Sea lo que sea, un beso enorme para Weto, para el Capitán y para ti, Butterfly, todo mi enorme cariño,